Laparoscopia

La cirugía laparoscópica es la que se realiza a través de pequeñas incisiones (5 mm) de la pared del abdomen:

¿para qué abrir la puerta si podemos mirar por la cerradura?

Esto conlleva una importante cantidad de ventajas comparativas respecto de la cirugía clásica o abierta. Hay literatura médica sólida para demostrar que las pacientes operadas por laparoscopia cursan con menos dolor, tienen una hospitalización más breve, su inserción laboral y actividades cotidianas se reinician precozmente, es altamente estética, trae pocas complicaciones y calza perfectamente con el concepto de cirugía mínimamente invasiva.

Hoy se pueden realizar por laparoscopia prácticamente todas las cirugías clásicas, como por ejemplo, esterilización tubaria, anexectomía, miomectomías, cirugía de endometriosis, histerectomías, etc.

El desarrollo de nuevas tecnologías, como instrumental más fino y preciso, así como energías de corte y coagulación de última generación como el láser y el bisturí ultrasónico, están llevando al desarrollo de la cirugía laparoscópica a niveles impensados de eficiencia y seguridad.