Cirugía minimamente invasiva

Este concepto marca con fuerza los inicios del siglo XXI

Es una cirugía de mínima invasión, tal como lo dicen sus palabras, alcanzando los mismos o mejores resultados que los de la cirugía clásica. Habitualmente se realiza a través de pequeñas incisiones    ( laparoscopia o histeroscopia), con elementos de trabajo, sutura o energía de última generación ( por ejemplo láser y bisturí ultrasónico). Provoca poco dolor, la hospitalización habitualmente es breve y la reinserción familiar y laboral es precoz